Achraf y Angeliño, ¿en una defensa de 4?

Hay dos laterales jóvenes, españoles o íntimamente relacionados con Espana que están dando bastante que hablar en los últimos meses: ambos son jóvenes, ambos juegan en Alemania, ambos están cedidos por clubes que podríamos considerar de la elite europea y ambos parecen desenvolverse mucho mejor en una defensa de 5 que en una defensa de 4.

Son Achraf Hakimi y Angeliño. El primero, marroquí, aunque nacido en Madrid y criado en la cantera del Real Madrid, 21 años y cedido por el propio equipo blanco al Borussia Dortmund. El segundo, gallego, 23 años y cedido por el Manchester al Leipzig.

Una de las diferencias entre ellos es que, mientras Angeliño, solo se desenvuelve por la banda izquierda, Achraf puede ocupar las dos con notable solvencia: de hecho, en el Dortmund donde lleva cedido casi dos años, has jugado en las dos. En función de bajas, estados de forma y, muy importante, de la posición de Raphael Guerreiro, ha ido alternando: el portugués es un teórico lateral izquierdo pero con un excelente pie (que dirían los ilustrados) y una notable visión de juego, lo que le lleva a jugar, con frecuencia, de mediocentro, llevando a Achraf al lateral zurdo. Sin embargo, cuando Guerreiro, como ha sido casi toda esta extraña temporada, se asienta en el lateral izquierdo, el marroquí asume sin problemas la posición de carrilero diestro.

Pero la otra gran similitud y, a la vez, la gran duda es su verdadero posicionamiento táctico y/o su posible readaptación a sus equipos de origen, Real Madrid y Manchester City. En sus equipos actuales, juegan con frecuencia con defensa de 5: Achraf, en el Dortmund, siempre; y Angeliño, en el Leipzig, alrededor del 50 % de los encuentros de Bundesliga esta temporada. Pero ya hemos visto que Angeliño pasa problemas cuando tiene que actuar de lateral en defensa de 4; de hecho, Nagelsmann, su entrenador en el Leipzig, comento hace algunos días, tras el partido frente al Colonia, que se desenvolvía muy bien con balón y de mediocampo para adelante pero que debía mejorar en defensa, sobre todo, tratando de cubrir los espacios a su espalda: cuando el Leipzig juega con tres centrales, es fácil que le cubran las espalada pero, cuando juega con 4 y el gallego sube, suele tener problemas para ‘venir de vuelta’. Y, con Achraf, no hemos tenido estos comentarios, pero no sería extraño que tuviese un problema similar.

Achraf, en un encuentro con el Dortmund (Foto: bundesliga.com)

Y esto nos lleva a su posible adaptación a sus equipos de origen. Guardiola acostumbra a jugar con defensa de 4, aunque ya sabemos los numerosos cambios de esquema, incluso dentro del propio partido, que hace el de Santpedor; por ahí, el gallego podría tener su opción. Y otro punto a su favor es que uno de los grandes problemas del City en los últimos años, junto con el de los centrales es el lateral izquierdo; ahora mismo, cubierto por Mendy y Zinchenko. Pero, si debe jugar en defensa de 4, debería mejorar en lo dicho anteriormente: la ‘vuelta atrás’ y defender su espalada.

Y Achraf en el Real Madrid, si el equipo blanco quiere recuperarlo al final (esta cedido en Dortmund terminando el segundo año acordado, pero los alemanes quieren seguir contando con él), no sería de extrañar tuviese el mismo problema; aunque vista la experiencia, en los últimos años y salvando las distancias, de Roberto Carlos y Marcelo, laterales que no eran los mejores defensores del mundo pero todo lo compensaban con su aportación en ataque, la cosa podría encajar.

Ahora bien, el Real Madrid debería plantearse aquí el equilibrio de la plantilla y en concreto, de los laterales. Por muy Real Madrid que seas y salvo que juegues con defensa de 5 (¿porqué no?), tu no puedes jugar con dos laterales ‘viven’ en campo contrario. A día de hoy, el Real Madrid tiene dos laterales derechos: Carvajal, que ha bajado bastante su nivel en el ultimo ano y medio y Odriozola, cuya cesión en el Bayern ha terminado en fracaso… porque tiene, posiblemente, el mismo ‘problema’ que Achraf y Angelino, ser más extremo que lateral. Y, por el otro lado, tendrá el año próximo, tres laterales izquierdos: un Marcelo que, después de más de 10 años de excelente rendimiento, parece va ‘de capa caída’, el francés Mendy que parecía, antes del parón del COVID, ir mejorando su rendimiento y hacerse con la titularidad y el cedido Reguilón. Habrá de tener cuidado el Real Madrid en la confección de la plantilla en ese sentido: puede quedar (casi) perfecta o muy coja.

Ya saben aquello de “dime los laterales que tienes y te diré sobre tu equipo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *