Leipzig, ojo con el mago Nagelsmann

NOTA PREVIA: Escribí este articulo para @lavidaenrojiblanco para la previa de los cuartos de final de Champions. Desgraciadamente, mucho de lo escrito aquí, se cumplió el jueves.

Afronta el Atlético este viernes los cuartos de final de esta extraña (que no devaluada, como quieren hacernos hacer ver algunos) Champions League. Y la afronta, como no podía ser menos en el Atlético, con un mega-susto previo en forma de positivos por COVID que, final y afortunadamente, han quedado reducidos a dos: Correa y Vrsaljko (mucho animo para ellos y sus familias); el croata, seguramente no iba a participar… pero lo ‘Angelito’ puede tener mas impacto de lo que se piensa, por lo que explicaremos después.

Y la afronta frente al Leipzig, equipo con poco nombre, con escasa tradición en Champions (aunque realmente edificante si consideramos que es un club fundado en 2009!) pero, al margen de un punado de notables jugadores, con un arma poderosísima: Julian Nagelsmann, su entrenador.

Retirado del futbol a los 20 años por sucesivas lesiones de rodilla, Nagelsmann comenzó una carrera meteórica como entrenador que le llevo a ser, con 28 años, el entrenador más joven de la historia de la Bundesliga, dirigiendo al Hoffenheim; hoy, con 33 recién cumplidos está terminando la primera temporada de su segundo reto como primer entrenador, el Leipzig.

Y, si la cosa no se le tuerce, Nagelsmann terminara entrenando a algún grande europeo. Al tiempo. De hecho, ya tuvo serias conversaciones con Jose Angel Sanchez, hace uno o dos años, para entrenar al Real Madrid; y fue el mismo quien considero no estaba (aun) preparado. Otro punto mas a su favor, querer ir paso a paso y midiendo los tiempos.

Yendo a lo puramente futbolístico y a lo que se puede encontrar este Atlético, caben decir dos cosas, como bases generales: la buena y la mala. La buena es que el estilo de juego de los equipos de Nagelsmann es muy reconocible: presión muy alta en medio campo y transiciones muy, muy rápidas, nada de ‘sobar’ el balón. La mala es que, junto con Pep Guardiola sea, posiblemente, el entrenador que más variantes tácticas maneja, ya no solo entre partido y partido y en función del rival, sino dentro del propio partido; en esto último, puede que sea, incluso, superior a Guardiola: es increíble la cantidad de cambios tácticos puede hacer dentro del mismo partido. De hecho, por ese motivo, es casi imposible acertarle una alineación o, incluso, una vez conocida la alineación, adivinar la disposición de los jugadores sobre el campo.

Maneja defensas de 4 y defensas de 3 (o de 5 con carrileros, según se mire), pero que, al final, en fase ofensiva, acaban convirtiéndose en defensa de 2 porque Upamecano acaba incorporándose mucho al medio campo con lo cual, cuando el equipo ataca, el mediocentro puro, Lainer, se encuentra con 7 jugadores por delante de la pelota. Ante el Atlético, porque Nagelsmann es un gran estudioso táctico, jugara, seguro con defensa de 3, porque sabe al Atleti de Simeone se le atragantan habitualmente este tipo de sistemas. Upamecano, como puro defensa central y, a sus lados, dos laterales reconvertidos en centrales en este tipo de esquemas: Klostermann (Andrea Berta, lo has visto alguna vez?) y Halstenberg (si se recupera definitivamente), a derecha e izquierda, respectivamente. Para completar esa teórica defensa ‘de 5’, Mukiele y el coruñés Angelino, parecen fijos en las bandas.

En medio campo, el citado Lainer y Sabitzer, otro gran jugador con mucha capacidad para descolgarse hacia el área contraria, serán los encargados de surtir de balones a los extremos y/o delanteros. Y aquí, en el ataque, es donde vienen las mayores dudas, si es que con Nagelsmann puede tenerse alguna seguridad. La baja de Timo Werner, traspasado al Chelsea y sin permiso o intención de acabar este Champions League con su ya exclub, en una decisión que a uno le parece una flagrante adulteración de la competición, puede ser una gran ventaja para el Atlético: era su hombre mas importante y su goleador de referencia. A este respecto, curiosa la reacción de Nagelsmann, muy al estilo Simeone: “Esto dará opción de jugar y crecer a otros jugadores”. Y estos jugadores parecen cuatro para repartirse tres puestos: el francés Nkunku, el danes Poulsen, el sueco Forsberg y el checo Schick. Nkunku parece fijo en banda derecha; si juega Forsberg (muy curtido en este tipo de partidos), será desde banda izquierda; Poulsen, si juega, lo hará como punta mas avanzado y Schick (otro jugador con clase infinita) puede jugar de punta nato o tirado a una de las bandas. Osea, al final, no he dicho (casi) nada. Pero … es que esto es Nagelsmann.

Y para acabar, dos apuntes más:

  • Correa, por banda derecha en mediocampo podía ser muy importante porque Angelino, gran lateral en defensas de cinco, podría dejar huecos a su espalda cuando sube.
  • Conociendo a Nagelsmann, uno agradecería mucho leyesen esto y, después, lo olvidasen inmediatamente; porque nada de lo escrito va a ser cierto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *